Quien quiera descubrir El Cairo, sus calles siempre animadas donde se cruzan innumerables automóviles y asnos que tiran de cargas demasiado pesadas, los zocos de Khan el-Khalili, la Ciudadela, las mezquitas, las iglesias coptas o también museos poco conocidos aparte del Museo egipcio de El Cairo como el consagrado a la Etnografía, tendrá que dedicar varios días a esta inmersión en un mundo urbano, sobrepoblado por desgracia y víctima de la contaminación, al igual que las otras megalópolis.

¿Dónde se encuentra?

Para el apasionado por el Antiguo Egipto, un «paraje» importante que por sí solo llenaría toda una larga vida, varias incluso: el Museo egipcio de El Cairo que se levanta en el centro de la ciudad, en la zona norte de la plaza el-Tahrir. Con más de cien mil objetos expuestos, y muchos más aún almacenados en la reserva, es el mayor museo de egiptología del mundo. En 1858, Auguste Mariette abrió un primer museo en Bulaq para asegurar la conservación, en el propio Egipto, de los tesoros que procuraban las excavaciones, y la parte esencial de los cuales partía hacia el extranjero. En 1878, una gran inundación devastó el pequeño museo de Bulaq y varios objetos se perdieron. Hubo que esperar hasta 1902 para que se abriera el actual edificio.

Cualquier museo es forzosamente un lugar inmóvil. Las obras se exponen allí, lejos de su lugar de origen, y es muy raro que se proporcionen al visitante las explicaciones que, sin embargo, son indispensables: circunstancias y lugar del descubrimiento, contexto arqueológico, datación, descripción completa, traducción de los eventuales textos. Contrariamente a lo que ocurre sobre el terreno,
cuando se deambula horas y horas sin sentir fatiga, las salas de un museo, que raramente tienen sillas, destrozan muy pronto las piernas. La propia atención se mella y muy pronto te sientes aturdido por la abundancia de obras maestras que no estaban
destinadas a ese amontonamiento.

Los museos arqueológicos

Cómo el Museo egipcio de El Cairo son un mal necesario y es preciso ponerle buena cara al mal tiempo. Para el egiptólogo que busca algún hallazgo, siempre es aconsejable dirigirse al Museo egipcio de El Cairo, donde descubrirá, forzosamente, algún objeto, de pequeño o gran tamaño, que nadie ha estudiado aún a fondo. Esta enorme cueva de Alí Babá contiene inestimables maravillas, desde la estatua del faraón Zoser hastacolecciones de herramientas o instrumentos de música. Los múltiples aspectos de la civilización faraónica, desde la vida espiritual hasta lo cotidiano, están representados aquí.

El mobiliario, tan «moderno», de la reina Hotep-Heres, la madre de Keops, la extraordinaria estatua de diorita del faraón Kefrén, cuyo pensamiento inspira el halcón Horus posado sobre su nuca, las «tríadas» de Micerinos, el floreciente rostro del «Cheikh el-Beled», en realidad un alto funcionario del Imperio Antiguo, la serenidad de Ra-hotep y de Neferet, sentados uno junto a otro para toda la eternidad, las joyas de la reina Ahotep que luchó contra el ocupante hicso, los «retratos» de Akenatón y Nefertiti, los tesoros de Tanis, etc.

¿Cuántas páginas requeriría la simple enumeración de las inolvidables obras de las que la vista no puede apartarse? Y no olvido el fabuloso tesoro de Tutankamón, tan justamente célebre (más de 3.500 objetos expuestos en El Cairo); es tanta su riqueza que su publicación íntegra, ochenta años después del descubrimiento de Howard Cárter, no se ha concluido aún.

Consejos Museo egipcio de El Cairo

Comenzar la visita por la época arcaica, junto a la entrada del museo, recorrer las salas de la planta baja en el sentido de las agujas de un reloj, volver al punto de partida, subir al piso tomando la escalera sudeste, admirar a Tutankamón, explorar algunas salas más, volver a bajar atravesando el atrio central… ¡Todo lo que rodea al Museo egipcio de El Cairo es apasionante! Naturalmente, durante un breve viaje sólo pueden concederse algunas horas al museo, y así debe procederse. Si se tiene la suerte de poder volver, bueno será demorarse en un sarcófago, una estela, una estatua, un bajo relieve para saborear el genio y el significado, sin preocuparse por el tiempo que corre.

También te puede interesar de Egipto :

Piramides escalonadas

Pirámides escalonadasContenido1 Pirámides escalonadas1.1 VI y V dinastía de Egipto1.2 Arquitectura de la pirámide1.3 Jeroglíficos1.4 La diosa Nut Las pirámides

Leer Más

Abusir

AbusirContenido1 Abusir1.0.1 Reyes egipcios en Abusir1.1 Userkaf1.1.1 Templos solares en Abusir1.1.2 Estructura de Abusir1.2 Sahura1.3 Ptah1.3.1 Mastabas1.4 Abu Gurab1.4.1 Dios

Leer Más

Luxor

LuxorContenido1 Luxor1.1 Tutankamón1.2 Karnak1.3 Thot1.4 Bajo Egipto1.5 Tutankamón1.6 Amenhotep III1.7 Khnum1.8 Museo de Luxor Al faraón Amenhotep III, a su

Leer Más

Tumbas egipcias

Tumbas egipciasContenido1 Tumbas egipcias1.1 Abidos1.2 Rekhmiré1.3 Tebas1.4 Khaemhat1.5 Amenhotep III1.6 Pabasa1.7 Neferrenpet1.8 Panehesy Dos maravillas: la tumba de Menna y

Leer Más