Dependiendo de la fecha de aparici贸n del primer Estado egipcio, el uso m谩s
antiguo que se conoce de la escritura (en la Tumba U-j de Abydos) puede ser anterior
a la unificaci贸n del norte y el sur. Es indudable que en la Dinast铆a 0 escribas y
artesanos del Estado ya utilizaban la escritura. Si bien algunos especialistas
consideran que el sistema de escritura egipcia se invent贸 a finales del cuarto milenio
a.C. debido a los est铆mulos llegados desde Mesopotamia, donde se han encontrado las
muestras m谩s antiguas de escritura, ambos sistemas de escritura son tan distintos que
parece m谩s probable que sean resultado de una invenci贸n independiente.
La codificaci贸n de signos m谩s temprana probablemente tuviera lugar durante
Nagada III/Dinast铆a 0. Al igual que la escritura egipcia del Penodo Din谩stico, estos
primeros jerogl铆ficos consist铆an en signos ideogr谩ficos y fon茅ticos. No obstante, el
desciframiento concreto de muchas de las inscripciones del Din谩stico Temprano es
incierto. El uso de la escritura por parte del primer Estado egipcio posee un contexto
regio y fue una innovaci贸n de gran importancia para aqu茅l. La escritura se desarroll贸
del mismo modo que lo hizo un estilo art铆stico real, como una instituci贸n centrada en
la corte. El Estado utiliz贸 la escritura por primera vez en dos contextos: con
prop贸sitos econ贸micos y administrativos y en el arte regio.
La funci贸n econ贸mica de la escritura parece haberse desarrollado en el momento
en el que el control real asumi贸 cada vez m谩s recursos. Los jerogl铆ficos aparecen en
sellos, etiquetas y marcas de alfarero para identificar bienes y materiales reunidos por
y para el Estado, as铆 como en los sellos de los funcionarios estatales. En ocasiones
tambi茅n se mencionan los t铆tulos de los due帽os de estos bienes y el lugar de origen de
茅stos.

Los primeros serekhs reales aparecen a comienzos de la Dinast铆a 0. El serekh es la
primera manifestaci贸n del nombre del rey escrito en jerogl铆ficos, a base de signos
fon茅ticos y situado dentro de un dibujo en forma de 芦fachada de palacio禄 coronado
por la imagen de un halc贸n. Los serekhs se encuentran inscritos o pintados enjarras y
etiquetas, am茅n de impresos en los precintos de las jarras. Este tipo de contenedores
probablemente fueran jarras de almac茅n para los productos agr铆colas recogidos por el
Estado (quiz谩 como impuesto), algunos de los cuales fueron intercambiados o
exportados a trav茅s del norte del Sina铆 hasta el sur de Palestina.
A partir de este uso econ贸mico de la escritura se puede inferir que ya en la
Dinast铆a 0 funcionaba un sistema administrativo. A comienzos de la I Dinast铆a se
desarroll贸 un mensaje de identificaci贸n m谩s complejo, de modo que en las etiquetas
pasamos a encontrar una combinaci贸n de jerogl铆ficos y arte gr谩fico. En ausencia de
textos compuestos de signos estructurados por una gram谩tica, que no se conocer谩n
hasta despu茅s, es posible leer la informaci贸n contenida en las etiquetas, sobre todo la
dispuesta en registros, como un texto (un nombre de a帽o) que contiene informaci贸n
hist贸rica. Donald Redford ha sugerido que el contexto de la informaci贸n de las
etiquetas reales es un sistema de anales. El a帽adido del signo del a帽o a mediados de
la I Dinast铆a, introducido durante el reinado de Den, nos indica la existencia de un
sistema m谩s espec铆fico para se帽alar los a帽os de reinado que el presente en las
etiquetas m谩s antiguas.
El segundo uso de esta primera escritura fue en el arte regio conmemorativo,
como la Paleta de Narmer. Los jerogl铆ficos identifican a personas y lugares concretos
en escenas figurativas que simbolizan la legitimidad del rey para gobernar. En estas
escenas, el rey aparece representado interpretando diversos papeles, tanto reales
como simb贸licos, basados en una nueva ideolog铆a: la instituci贸n de la realeza egipcia.

Los signos num茅ricos, como los de la Cabeza de Maza de Narmer, representan el
bot铆n y los prisioneros capturados y probablemente sean muy exagerados, como
sucede en muchas ocasiones en los textos hist贸ricos egipcios.
La iconograf铆a del poder es claramente visible en el contexto de este arte regio e
incluye el uso de varias convenciones importantes. El rey y sus funcionarios aparecen
con trajes propios de su cargo, mientras que los enemigos conquistados est谩n casi
desnudos. Tambi茅n es evidente una jerarqu铆a social, que comienza con el rey a gran
tama帽o, seguido por su portasandalias, con una altura menor, tras el cual vienen
funcionarios m谩s peque帽os todav铆a y termina con las figuras de menor tama帽o: los
enemigos conquistados, los agricultores y los sirvientes. El rey aparece representado
con frecuencia en juegos de palabras visuales mientras pisotea a sus enemigos. Los
primeros signos egipcios no duplican la informaci贸n contenida en las escenas, sino
que sirven como etiquetas para lugares y personas.
Parte del problema de comprender c贸mo se desarroll贸 la escritura en el Egipto del
Din谩stico Temprano est谩 relacionado tanto con el tipo de objetos sobre los cuales
aparece por primera vez como con sus contextos arqueol贸gicos. La mayor parte de
los ejemplos de escritura primitiva est谩n asociados al culto funerario, no son registros
de las actividades econ贸micas de los poblados. Por lo tanto, las primeras etiquetas
escritas con jerogl铆ficos han sido encontradas en tumbas de la realeza y de la 茅lite.
Del cementerio real de Abydos proceden estelas con los nombres de los reyes en
serekhs y estelas inscritas m谩s peque帽as asociadas a los enterramientos subsidiarios.
La 煤nica estela que posee un texto m谩s largo, encontrada en la tumba de Merka en
Sakkara, de finales de la I Dinast铆a, no es m谩s que una lista de sus t铆tulos. Es probable
que este Estado primitivo conservara registros econ贸micos de alg煤n tipo para facilitar
el control econ贸mico y administrativo, pero de ello s贸lo nos queda la prueba indirecta
de las etiquetas inscritas.

Tambi茅n te puede interesar de Egipto :

Cultura badariense

La cultura badariense, la primera atestaci贸n de agricultura en el Alto Egipto, fue identificada por primera vez en la regi贸n

Leer M谩s

Meidum

MeidumContenido1 Meidum1.1 Imperio Antiguo1.2 Pir谩mide1.3 Saqqara1.4 Mastaba Prosiguiendo nuestro viaje hacia el sur, no nos detendremos en Licht, a unos

Leer M谩s